Máximo Pacheco: "Lagos no necesita la guerra sucia"

Máximo Pacheco, coordinador de la campaña del ex mandatario, aún confía en que el PS defina su abanderado presidencial en el pleno del comité central de enero, y habla de la etapa de instalación y despliegue de la candidatura de Lagos.

 

Enero será clave en la carrera presidencial. Cuatro de los partidos de la Nueva Mayoría (PR, PPD, DC y el PS) realizarán durante ese mes encuentros de sus máximos órganos de decisión para definir a su abanderado presidencial. No es extraño, entonces, que el clima electoral se haya encendido esta semana, pero el tono que alcanzaron los últimos cruces de palabras entre los presidenciables de la coalición de gobierno llamó la atención del coordinador de la campaña de Ricardo Lagos, Máximo Pacheco Matte.

El ex ministro de Energía negó que el laguismo estuviera detrás de una operación para dañar la imagen de Alejandro Guillier, como acusó el senador. Pacheco pidió cuidar las formas en esta etapa de instalación y despliegue de las candidaturas y que el estilo de Lagos será el de colocar propuestas e ideas en el debate.

¿Cómo califica el tono que ha adquirido la campaña presidencial en los últimos días?

La gente está cansada de las peleas de los políticos. Nosotros estamos haciendo un esfuerzo por recuperar la confianza de la gente en los políticos y eso nos obliga a insistir en un debate de ideas. Nosotros no vamos a enganchar con esas peleas. Se nos provoca, nos tratan como el candidato que no prende, pero si fuera así no se fijarían tanto en las cosas que hacemos ni en la importancia de la contribución que hace Ricardo Lagos en esta campaña. El tono de Ricardo Lagos ha sido el de insistir que este es un momento fundamental para discutir propuestas, comparar opciones e ideas.

Guillier acusó al entorno de Lagos de estar filtrando información para dañar su imagen, porque estarían defraudados de que su candidato no prenda. ¿Hubo una operación desde el laguismo para perjudicar al senador?

Lo niego rotundamente. Atribuyo esas declaraciones a un mal día, un mal momento o un comentario que no tiene explicación. No quiero contribuir a enlodar este proceso electoral. Primero, porque somos parte de una misma coalición. Segundo, porque si tenemos diferencias o divergencias, lo que corresponde es que la ropa sucia se lave en casa. Todos esos comentarios le hacen mucho daño a la política. El 2 de julio serán las primarias legales -espero que Lagos gane esas primarias-; todos los que estuvieron en los equipos de los demás candidatos serán parte de este proceso que buscará ganarle a la derecha. Por eso hay que cuidar las formas en esta etapa.

El cruce de críticas y comentarios llegó a tal nivel esta semana, que ya algunos dirigentes de la Nueva Mayoría hablan de “fuego amigo”. ¿Cree que esta tendencia se acentuará de aquí a las primarias legales del 2 de julio?

La política es muy apasionada y muy exagerada a veces. Nosotros no vamos a contribuir a que eso se acentúe. De ningún modo. Nuestro foco está al frente y al frente tenemos a Sebastián Piñera o quien sea el candidato de la derecha. Nuestro adversario está ahí, no está al lado. Nosotros vamos a seguir comprometidos en exponer todas las buenas razones que permiten señalar que un gobierno dirigido por Ricardo Lagos, en el próximo período presidencial, le asegura al país seguir avanzando en crecimiento con más justicia social, que le permitan saber al país que seremos capaces de mejorar la calidad de vida de nuestra gente, de mejorar los empleos y dar más protección social, que aseguraremos que los hijos tengan una mejor calidad de la que tuvieron sus padres.

Una de las características de la reciente campaña presidencial estadounidense fue el clima confrontacional y los ataques entre los candidatos. ¿Podría darse algo similar en Chile?

Lo dudo. Un actor central en este proceso va a ser el ex Presidente Lagos. Y ese no es su tono ni es su trayectoria. Si algo ha caracterizado a Lagos durante su vida política ha sido el ser un líder convocante, que ha buscado la unidad de su coalición y del país para progresar y hacer las transformaciones que este país requiere. Lagos es un luchador social, lo ha sido toda su vida, le ha dado un enorme nivel y calidad a la política, él es una garantía de que en esta campaña presidencial ese será su estilo. Lagos se va a centrar en invitar a las chilenas y chilenos a que voten por él en las primarias del 2 de julio, para que el país pueda tener una conducción clara, una conducción progresista, a favor del progreso social y del crecimiento económico. Ahí va a estar su foco.

En ese sentido, el cruce de ataques entre los candidatos de la coalición oficialistas que se ha visto en los últimos días, ¿fue un mal paso y no una tendencia que se vaya a acentuar?

Puede que haya en los otros candidatos un nerviosismo, un mal momento o un traspié. Pero no veo ninguna razón para que una campaña como la que describen se instale acá. Eso le hace mucho daño a nuestra convivencia política y al debate político.

¿Afecta esto la imagen de Lagos?

Faltan siete meses de campaña para las primarias del 2 de julio y 12 meses para las elecciones presidenciales. Lagos recién está empezando a instalarse, recién está empezando a desplegar su campaña y a dar a conocer sus propuestas. Hoy tenemos nuestra campaña bien instalada, tenemos equipos de comunicación, territorial, contenidos, plataforma digital, la red Juntos por Lagos, la red ciudadana. Todos los días se van incorporando más personas a esta campaña, lo que nos da mucha energía.

¿En la medida en que Lagos no se consolide en las encuestas, podría aumentar el “fuego amigo” en su contra?

No puedo hacerme responsable de lo que hagan otras candidaturas. Lagos no necesita de la guerra sucia. La guerra sucia no forma parte ni de la historia, ni de la forma de ser, ni del estilo del Presidente Lagos. La gracia de que Lagos tenga un 99% de conocimiento público es que la gente sabe que es un hombre honesto, que es un servidor público que ama a Chile y que tiene una profunda vocación de servicio al país. Por eso es que él está aquí, en campaña.

Todo indica que el 14 de enero Lagos será proclamado como candidato presidencial del PPD. Eso hace innecesaria su participación en las internas del PS. ¿Se va a revaluar el someterlo a las primarias del PS?

El PPD va a tomar una decisión en tres semanas más. Lo que se ha señalado es que tienen la intención de proclamar a Lagos, eso nos parece muy bien y lo valoramos. Pero Lagos sabe que para dar gobernabilidad y viabilidad a los cambios se requiere de coaliciones muy amplias. Por eso, para nosotros es muy importante que junto a que el PPD lo proclame, los demás partidos de la coalición de centroizquierda también lo hagan.

¿Por qué ese mensaje no ha logrado permear dentro de las filas del PS?

Esto está recién comenzando, los partidos políticos han vivido un proceso de estrés muy grande en el último período y recién vienen saliendo de la elección municipal. Los partidos políticos han demandado sus tiempos y eso hay que respetarlo. Lo que ha dicho el Presidente Lagos -y a eso me sumo- es exigir a los partidos políticos que asuman un rol más activo en la conducción de este proceso. Los cambios que se han registrado en la sociedad son tan profundos, que los partidos todavía están procesando esos cambios, pero junto con procesarlos, deben ir dando conducción. Es muy importante que escuchemos a la gente, que dialoguemos con la gente y los miremos a la caras, pero al mismo tiempo los partidos no deben eludir su rol de conducción que tienen los líderes en los procesos sociales.

Lagos ha insistido es que sería un error que partidos de la Nueva Mayoría que comparten un mismo espacio político estén planteando primarias para definir a los candidatos que irán a las primarias legales…

Lo que hemos dicho es que, como dirigentes, como líderes sociales, tenemos que salir a discutir los problemas con la gente, que esta campaña electoral sea una campaña con la gente, para escuchar sus ideas y discutir con ellos los problemas y expectativas. No debemos encerrar la discusión dentro de los locales partidarios más tiempo del necesario. Si nosotros encapsulamos esta discusión dentro de los partidos por un tiempo demasiado largo, lo que estamos haciendo es postergar nuestra salida a la gente, es postergar el debate con la gente.

Usted es militante socialista, ¿cree que tendría sentido una primaria del PS para dirimir sólo entre José Miguel Insulza y Rodrigo Atria?

Soy militante socialista, pero también tengo un rol como coordinador de la campaña de Lagos, por lo mismo, no soy ni comentarista ni opinólogo de lo que puede o debiera hacer el PS. Lo que sí puedo decir es que el 21 de enero hay un pleno de mi partido, en el que se va a discutir cuál es la mejor forma para definir el candidato presidencial del PS y tengo muchas expectativas de que el PS tome una muy buena decisión ese 21 de enero.

¿El PS debiera discutir sólo si hace una consulta amplia o entre sus militantes, o también debiera discutir si se revierte la decisión del comité central anterior y se define de una vez el tema presidencial?

Mi expectativa es que la decisión que se tome nos permita salir lo antes posible a hacer campaña presidencial con la gente y fuera de los muros de los locales partidarios.

Lagos calificó como un error político la posibilidad de que el PPD y el PS lleguen a las primarias del 2 de julio con dos candidatos diferentes. ¿Ir divididos podría ser también una desventaja frente a Guillier?

El llamado principal de Lagos es a la unidad. Es a preservar y fortalecer la coalición de centroizquierda. Tenemos que darnos cuenta de que los desafíos que tiene por delante el próximo gobierno en materia de gobernabilidad, en el campo de la política y de las transformaciones son tan grandes que necesitamos tener una coalición muy fuerte.

¿Van a insistir en los llamados al PS para llevar un solo candidato presidencial con el PPD?

Sí, claro. Esa es una discusión que es muy importante que se haga el 21 de enero. Enero va a ser un mes muy importante. Es el mes en que están convocadas las reuniones en que tomarán decisiones el PPD, el Partido Radical, el pleno del PS y la junta de la DC. La primera responsabilidad que tenemos como coalición es fortalecer la coalición y no ponerla en riesgo. Sería un error lamentable para el desarrollo y el progreso del país el que volviéramos a los tres tercios en la política.

La DC tiene que definir si va a competir en las primarias del bloque o si llevará candidato a la primera vuelta presidencial. Si ocurre esto último, ¿cree posible que se concuerde una lista parlamentaria única o sería el fin de la Nueva Mayoría?

El Presidente Lagos está jugado en ser el candidato que convoque a todas las fuerzas de la centroizquierda chilena. Como coalición tenemos que tener muy claro esto. Nosotros no sólo debemos pensar en un candidato basado en la competitividad, sino también en la viabilidad política. Es muy importante que entendamos que lo que está en juego es cómo elegimos un candidato que nos asegure que los distintos integrantes de la coalición seguirán comprometidas con ella.

¿En enero se juega el destino de la Nueva mayoría como coalición?

No quiero ser tan drástico. Si algo distingue este proceso electoral es la enorme incertidumbre. Miro al frente y veo toda la discusión que hay en la derecha. No sabemos si Piñera va a terminar siendo o no candidato, lo vemos en un momento en que tiene que salir a dar explicaciones todos los días sobre los préstamos de aquí y allá, de sus inversiones, de sus sociedades en paraísos fiscales. Piñera está en riesgo y en amenaza permanente, porque tiene que estar dando respuestas a preguntas y exigencias que hoy hace la gente y qué bueno que las hagan, porque eso demuestra que estamos en una democracia más sana y fuerte, con una sociedad con mayor claridad.

Pese al despliegue de Lagos en el último mes y medio, da la sensación de que su candidatura está estancada…

Quien diga que Lagos está estancado no podría explicar cómo esta campaña tiene este nivel de actividad. Tengo en mis manos una enorme cantidad de trabajos que nos hacen llegar colaboradores en los más diversos temas. Minutas para las salidas a terreno, propuestas, programas de giras. Nada de eso se condice con la idea de una campaña que está estancada.

¿Cuántas personas están participando en estos momentos en el equipo de Lagos?

Son cientos de personas y cada día se suman más. No nos está costando convencer gente para que se venga a trabajar y colaborar en esta campaña, y todos son voluntarios. En la campaña “Sal del clóset por Lagos” estamos sumando en promedio 50 personas al día, eso es algo que nos llena de orgullo. Todos los jueves y viernes vamos con Lagos a regiones y tenemos actividades a las que no podemos asistir por tiempo. Se creó una estructura territorial, en la Región Metropolitana y en regiones, un equipo de comunicaciones, una red ciudadana que tiene la plataforma digital Juntos por Lagos, un equipo de contenidos y un equipo político. Esta es una organización que se va a ir transformando en la medida en que vayan llegando nuevos actores y nuevas fuerzas políticas. Tenemos que decirle a la gente que nosotros no sólo tenemos propuestas, también tenemos que tener equipos. Si algo se ha aprendido en este tiempo es que si queremos hacer reformas importantes tenemos que hacerlas bien, y para eso es fundamental, y es una de las grandes ventajas del ex Presidente Lagos, la calidad de sus equipos.

Si en marzo Lagos sigue sin despegar en las encuestas, ¿existe la posibilidad de revaluar su candidatura?

No. Lagos es alguien que va a ser candidato. Su decisión primera la tomó el 2 de septiembre, cuando anunció que estaba disponible a ser candidato, por tanto, esa decisión no está sujeta a evaluación.