Entrevista en MQLTLV con Copano

Treinta y tres minutos duró la entrevista realizada por el conductor Nicolás Copano al ex Presidente Ricardo Lagos, y que fue emitida esta noche en el programa Mejor que la TV (MQLTV.com) en UCV. En una distendida conversación, el ex mandatario abordó temas como el Transantiago y el Crédito con Aval del Estado (CAE). De igual manera, reveló detalles, hasta ahora inéditos, de su decisión de repostularse a La Moneda y reconoció una serie de dificultades, incluso personales.

“Alguien dijo: Lagos no se va a atrever”, comentó en medio de la entrevista el ex jefe de Estado, y agregó: “Reconozco que me piqué un poquito. Cómo no me voy a atrever si se trata de querer a Chile, a su gente”.

Respecto de cómo ve sus opciones como candidato presidencial, en tanto, apuntó que “a ratos echo de menos cuando antes me paseaba y me iba mejor en las calles. Está pesada la cosa”.

En la misma línea, señaló: “Mire lo que dijeron cuando nos preguntamos: ¿Habrá agua en la piscina? Parece que había poca. Por eso el salto de la política puede ser hacia arriba o hacia abajo. Y puede ser riesgoso, además”.

La presencia del ex presidente en la plataforma multimedial de Copano forma parte de su estrategia de campaña. Según se ha evidenciado, el ex mandatario tendría un fuerte rechazo entre los segmentos jóvenes, público al cual, justamente, está dirigido el espacio. Las preguntas del conductor apuntaban, reiteradamente, hacia ese segmento. Justamente hablando, por ejemplo, de la influencia de las redes sociales, Lagos remarcó: “Para eso sirve la democracia, para que me manden un tuit y no tengan temor como antes”.

Punto que también marcó la conversación entre el ex mandatario y el periodista fueron las reiteradas alusiones a la percepción que posee su familia respecto de su postulación presidencial y los efectos que provocaría su regreso a la primera línea de la política. Lagos reconoció que por el peso de verse vinculado a la corrupción, el Transantiago y el CAE “es muy difícil, me doy cuenta. No es fácil”.

“Si algo me dolió y le dolió a mi familia fue ese tipo de acusaciones de corrupción tan injustas. Por eso, mi familia no quería que estuviera en lo que estoy hoy en día. Todos no querían. (…) Me dijeron lo que me han dicho otras veces. ‘Si esa es tu decisión, te apoyamos’. Ninguno de ellos está participando. Mi mujer tampoco”, dijo Lagos.

Y luego de ser consultado sobre si “está solo” en su intención de volver a La Moneda, agregó: “No solo. Tengo, yo sé, el apoyo de ellos (su familia). Es un apoyo distinto, indirecto. No es como las otras veces que se involucraban. Ellos realmente han sufrido, eso me duele”.

Casi al final de la entrevista, Copano le pregunta: “¿Cómo le gustaría ser recordado?”. Lagos hizo una pausa y los ojos se le pusieron vidriosos. “Que mis nietos piensen que tuvieron un buen abuelo”, dijo antes de sollozar. “Siento que ha sido difícil hacer este camino por el costo familiar”, cierra.

Reconociendo errores

Temas que también fueron abordados durante la entrevista fueron algunas de las políticas públicas que Lagos implementó durante su paso por La Moneda, entre 2000 y 2006.

Consultado por la “angustia” que existía en la ciudadanía por el CAE, el ex presidente dijo que “tienen toda la razón para estar decepcionados. La forma en que se implementó no es como lo habríamos esperado”. Respecto del Transantiago, en tanto, señaló: “Miro para atrás y digo: cómo nos equivocamos tanto. O cómo no fuimos capaces de decir eso no va a funcionar así”.

“Cuando veo lo que se ha gastado y dónde estamos, digo hay que asumir el gran error de querer hacerlo”, enfatizó.